Estamos cercanos a la fecha límite

El impuesto especial que corresponde abonar por el blanqueo, lejos de considerarse un obstáculo, debería plantearse como un paso hacia atrás, que resulta necesario para luego avanzar considerablemente.

El próximo 31 de octubre vence la oportunidad para blanquear efectivo, aunque en rigor de verdad, la fecha que debería tomarse para hacerlo es el 24, dado que es el último día para pagar el Volante Electrónico de Pago (VEP) –pago adelantado del 1% del monto a depositar-.

Muchas personas aún siguen dudando acerca de la conveniencia de blanquear los ahorros que tienen en el colchón o en una caja de seguridad, debido al “costo” del impuesto especial que les corresponde pagar, que es del 10% del monto “exteriorizado” –así se lo llama-.

Pero efectivamente, lo que la mayoría no sabe, es que dejarlo en el colchón también conlleva pagar otro impuesto, el inflacionario, el cual, como demostramos a continuación, termina siendo con el tiempo aún más gravoso que pagar el 10% del impuesto especial. Esto ocurre porque el poder adquisitivo de los dólares se “derrite” en sintonía con la inflación que tiene el país que los emite -los Estados Unidos- y la inflación proyectada para los próximos cinco años en dicho país es del 1,25% anual. Es decir que los dólares que se dejan en efectivo, valen cada día menos.

A continuación mostramos un análisis comparativo entre la alternativa de no blanquear u$s100.000 (esta suma es tomada sólo a modo de ejemplo. Aplica el mismo análisis cualquiera sea el monto), dejando el efectivo en el colchón afectado por la corrosión que le provoca la inflación, y la de blanquear, pagando el impuesto especial del 10%, para luego a partir del 1º de abril del 2017 (para invertir libremente en títulos que cotizan en mercados de capitales de la Argentina y/o del exterior se debe esperar hasta el 01/04/2017, ya que el artículo 44 de la Ley de Sinceramiento Fiscal obliga a que el efectivo exteriorizado y depositado en las cuentas especiales abiertas a tal fin, quede inmovilizado hasta el 31 de marzo de 2017), colocar el procedente (u$s90.000) en tres alternativas de inversión que elegimos al azar:

Alternativa 1: 100% en un bono del gobierno argentino; elegimos el Discount 33 –DICY-, cuya Tasa Interna de Retorno es de aproximadamente el 6,80% anual.

Alternativa 2: 50% en el DICY, y el restante 50% en un bono del Gobierno de Brasil; elegimos al BR34, cuya Tasa Interna de Retorno es aproximadamente del 5,10% anual.

Alternativa 3: 33,33% en el DICY, 33,33% en el BR34 y el restante 33,33% en un plazo fijo de un banco en los EEUU, los cuales están asegurados por hasta u$s250.000, y cuya Tasa Interna de Retorno es de aproximadamente el 1,85% anual para una colocación de 5 años (en los EE.UU., a través de una sociedad de bolsa, se pueden los plazos fijos de todos los bancos de los EE.UU., los cuales pueden comprarse y venderse tal cual se hace con un bono).

Enviado desde mi iPhone

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s